La hija de Óscar Córdoba dice que el fútbol femenino es un negocio

Vanessa Córdoba Arteaga no llegó directamente al fútbol como su deporte favorito, aunque creció entre canchas, balones, vestuarios y porterías. No, la hija de Óscar Córdoba pasó por disciplinas como la equitación y el voley playa, antes de quedar atrapada por su destino, y el que se convirtió en su gran amor, el fútbol.

Eso de los genes y la herencia pesa mucho, así lo reconoce Vanessa, quien se dio cuenta que en el arca, debajo de los tres palos, estaba lo que la hace verdaderamente feliz.

Llegó y su evolución fue tal que rápidamente destacó y, además de convertirse en jugadora profesional, fue convocada a la selección de Colombia, uno de los tantos sueños que cumplió en su carrera. .

Actualmente no forma parte del equipo que participa en la Copa América en el país, pero eso no le impidió estar en la primera fila, del otro lado, en el estadio, con la gente que anima a sus compañeros a lograrlo. triunfos .

Dice que estar del otro lado le ha permitido reflexionar sobre lo que ella y sus compañeros futbolistas están creando y generando en las personas que aman el fútbol y la hace feliz y más comprometida para seguir dando lo mejor de sí.

EL COLOMBIANO habló con el jugador que estará con el Deportivo Cali en la Copa Libertadores. Habló de su presente y de la celebración que se llevó a cabo en Colombia, la Copa América Femenina.

¿Cuáles son sus expectativas de la Copa América femenina?

“Están por las nubes, las expectativas están llegando al cielo. Je pense que beaucoup de femmes colombiennes ont attendu longtemps pour un moment comme celui-ci, pour un scénario comme celui-ci et les joueuses qui sont sur le terrain donnent tout pour pouvoir réaliser ce rêve d’avoir à nouveau la Colombie dans une Coupe del mundo ” .

¿Crees que Colombia puede ser campeona?

“Va a ser un problema el día a día, el minuto a minuto, hay que estar tranquilo, mucha paciencia porque también hay mucha ansiedad por ser local, pero es fantástico tener la Copa aquí y ojalá podamos”. puede quedarse con el título, ese es el deseo que tenemos todos’.

Hay motivación, también por lo que acaban de hacer los integrantes de la sub-17 y sub-20 para clasificarse para el Mundial…

“Total, cada uno de sus logros es un argumento más para poner sobre la mesa y decir: vamos, mira, vale la pena invertir aquí. Por eso la ilusión es que esta selección también acabe por todo lo alto, para que podamos decir: no cabe duda de que la Liga Femenina debe ser más estable y que se sigan apoyando los procesos para obtener excelentes resultados”.

¿Se puede vender el fútbol femenino como un gran negocio?

“Sí, siempre hemos dicho que no queremos que la gente decida invertir en el fútbol femenino para tener éxito, sino porque es una decisión inteligente. Nadie dice que generará la misma proporción que los hombres, pero si llega 10, 15, 20% más, eso es bueno, algo que antes no existía”.

Mantienes una lucha encarnizada por darle más nivel al fútbol femenino, más profesionalidad…

(Visited 2 times, 1 visits today)